Archivo por meses: Marzo 2014

Proyecto de Diagnóstico socio-ambiental de la costa sur del AMBA

Guido Galafassi (ccordinador),
Ezequiel Acsebrud y Marina Wertheimer

Introducción

La necesidad de un diagnóstico socio-ambiental se inscribe en la premisa de que todo asentamiento humano guarda una determinada forma de relacionarse con el medio en el que se aloja. El ambiente presente en un espacio específico, a partir de sus características vinculadas con los ecosistemas presentes, establece ciertas pautas en torno al tipo de asentamiento que puede producirse, su distribución y sus  principales amenazas. Estas características propias de un espacio habitado implica la mayor o menor necesidad de trabajo humano para modificar dicho espacio y, por tanto, hacerlo habitable. Se puede afirmar entonces  que cada proceso de urbanización tendrá sus características particulares que emergen del espacio en que se desarrolla,  de la capacidad de adaptación que el proceso de urbanización tenga en relación al medio y de la forma en que dicha urbanización devuelva a su medio la materia utilizada en su proceso de producción material. 

Podemos definir entonces que un diagnóstico socio-ambiental debe explorar  tres aspectos fundamentales de aquella relación: en primer lugar el desarrollo urbano, que lo podemos sintetizar como la expresión espacial de los procesos económicos, políticos y sociales suscitados a lo largo de la historia del lugar. En segundo lugar, las características ambientales propias del espacio que se habita; y finalmente, un tercer aspecto que se sitúa en las intersecciones producidas por la relación particular de las dinámicas propias del proceso de urbanización y  del funcionamiento ecosistémico de su entorno      

El objetivo general será entonces, dar cuenta de las relaciones entre los procesos naturales y los procesos sociales que dan sus particulares características a la configuración ambiental y territorial del área costera sur del AMBA, de tal manera de Identificar proceso de conformación y desarrollo territorial-ambiental, el estado actual del área y señalar tanto las potencialidades de desarrollo del área, como la necesidad de su conservación así como la emergencia de conflictos actuales y potenciales. Esta información será indispensable para toda política de desarrollo territorial que se quiera emprender en la zona.